El Holandés Errante, la historia de un barco fantasma

El Holandés Errante, la historia de un barco fantasma

También conocido como el Holandés Volador ubica su historia entre los años 1641 y 1980 siendo la principal figura de toda la historia su intrépido capitán, el legendario Van der Decken el cual enloqueció y lanzó su barco contra una increíblemente tormenta condenando a su entera tripulación a navegar por el Hades hasta el fin de los tiempos.

Mucho se ha hablado de este barco desde entonces y las historias han venido de la mano de encuentros varios en distintas épocas, todos asegurando haber visto la imagen de un navío de vela anunciándoles el naufragio.

Willem Van der Decken era un capitán burgués holandés caracterizado como una persona aventurera y valiente que dicen los conocidos realizó un pacto con el Diablo para que le diera el poder de navegar los 7 mares sin que hubiera tormenta o evento natural que pudiera detenerlo.

Pero la tormenta no fue la causante de la muerte de los tripulantes del Holandés Errante, el verdadero culpable fue su capitán quien en un acto de locura terminó asesinando a cada uno de sus oficiales mientras la embarcación se debatía entre rayos y centellas, bañando las olas con un mar de sangre y locura.

El día final ocurrió en los márgenes del Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de África y debido a este acto despiadado el barco fue condenado a vagar sin rumbo, sin la posibilidad de tocar tierra hasta el día en que Willem Van der Decken reciba su Juicio Final.

La leyenda dice que el capitán se burlaba de la tormenta, retando a Dios de que no podía tocarlo, que no había cosa en el mundo que lo podría separar de su camino, el omnipotente al ver semejante desfachatez lo castigó a navegar eternamente y sus marineros corrieron con la misma suerte.

Hay algunos eruditos que tratando de localizar el origen de la leyenda creen que la fuente que sirvió de modelo para el capitán del Holandés Errante fue Bernard Fokke el cual vivió en el siglo XVII. Este hombre era reconocido por desarrollar una rara velocidad de crucero para aquella época entre Java y Holanda por lo que comenzaron a circular rumores de que había hecho un pacto con el Diablo.

En otras historias holandesas, Fokke, recibe el nombre de Falkenburg y muchos han señalado varias similitudes que existen entre las historias del Holandés Errante y el Judío Errante.

Durante varias épocas se han realizado avistamientos que se le anotan a este barco fantasma, uno de los más antiguos ocurrió en el 1881, eso fue lo que declaró el príncipe Jorge de Inglaterra y su hermano mayor.

Hoy, el Holandés Errante se ha convertido un símbolo de misterio y ha servido de base para que se realicen numerosas películas, series de televisión, obras de teatro y hasta canciones que tocan esta historia de terror y misterio.

Espero que este artículo haya sido de tu interés y recuerda lo importante que son tus comentarios para mí así que deja uno a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *